Lo que nos gusta de las inmersiones 360º es el rol activo que tiene el espectador. Éstas permiten al usuario desplazarse libremente por el espacio virtual, sin limitarlo a un encuadre único, pudiendo elegir mirar hacia múltiples direcciones en tiempo real.

Las inmersiones 360º son una herramienta de venta interactiva que brinda al cliente la posibilidad de manipular –direccionalmente- la escena arquitectónica, a fin de que pueda visualizar los diferentes aspectos que componen al proyecto modelado.

Nuestro objetivo con las inmersiones 360º es envolver al cliente en una representación que reproduzca la realidad futura del proyecto arquitectónico, con el propósito de que pueda experimentar la sensación de estar inmerso en el proyecto.